Clínica Bowen » Tecnología » Cirugía por ultrasonidos
pag_cirugia_ultrasonidos

Cirugía por ultrasonidos

La piezocirugía (cirugía ósea piezoeléctrica) es un meticuloso sistema para el corte óseo basado en microvibraciones ultrasónicas. Fue desarrollado para superar las limitaciones de la instrumentación tradicional en la cirugía ósea oral mediante la modificación y mejora de la tecnología ultrasónica convencional. No sólo es esta técnica efectiva clínicamente, sino que existe evidencia histológica e histomorfométrica de cicatrización y formación ósea en modelos experimentales animales que mostraron que la respuesta tisular es más favorable con piezocirugía que con las técnicas convencionales  de corte óseo. El número de indicaciones para la piezocirugía se está incrementando en Cirugía Oral y Maxilofacial y en otras disciplinas como Otorrinolaringología, Neurocirugía, Oftalmología, Traumatología y Ortopedia.

Desde la introducción de la tecnología de Cirugía Piezoeléctrica (PZ) en Cirugía Bucal,  la técnica quirúrgica clásica aplicada a la Implantología se ha beneficiado sustancialmente de manera tal que muchos de los procedimientos que se han venido realizando han cambiado hasta el punto de quedar las técnicas convencionales relegadas a un segundo plano.

VENTAJAS DE LA PIEZOCIRUGÍA

1. Precisión en el corte

La piezocirugía fue inventada para realizar operaciones de elevación de seno con toda seguridad, pero van apareciendo nuevas indicaciones. Es usado en casos en los que el hueso necesita un corte preciso para que estructras nobles tales como nervios, vasos sanguíneos, membrana de Schneider y duramadre, no sean mécánica o térmicamente dañados.

2. Mejor visibilidad/accesibilidad del campo quirúrgico

En contraste con la microinstrumentación convencional, donde la sangre es movida dentro y fuera del área de corte y la visibilidad se reduce, el campo operativo en piezocirugía queda prácticamente libre de sangre durante el procedimiento de corte

3. Disminución del sangrado

El sangrado que rodea a los tejidos blandos, como la cantidad de sangre perdida, se reduce significativamente, debido sobretodo al efecto de cavitación de las burbujas del líquido de irrigación que lavan permanentemente el área.

4. Protección de tejidos blandos

La principal causa de daño en tejidos blandos durante el fresado o corte óseo convencional es la mayor potencia rotacional y de torque, involuntariamente aplicada cerca de los tejidos blandos, necesaria para eliminar la densidad del tejido mineralizado.

5. Mayor confort del paciente

La piezocirugía produce menos vibraciones y ruido porque usa microvibraciones, en contraste a las macrovibraciones y ruido extremo que puede producirse en la instrumentación convencional. La reducción de la microvibración y el ruido minimiza el estrés psicológico del paciente y el dolor durante la osteotomía bajo anestesia local.